VIDEO CORPORATIVO - BASE DE CONOCIMIENTOS - DISTRIBUIDORES - PRIVACIDAD - CONTACTENOS

 

 

 

Buscador

 

 Pinturas por marca

 

 Pinturas por familia

 

 Pinturas por funcionalidad

 

 Aditivos y complementos

 

Catálogos colores

 

Certificados de productos

 

|

Productos por sector

 

Aviación

 

Marino

 

Transporte Terrestre

 

Mantenimiento Industrial

 

Pisos Industriales y Decorativos

 

Construcción y Hotelería

  Madera
  Vidrio

 

Restauración y Conservación

 

Esculturas y Arte urbano

 

Normas PEMEX  

 

Normas C.F.E.  

 

|

Productos por familia

 

Epóxicos

 

Poliuretanos

 

Polisiloxanos

 

Acrílicos

 

Alquidales

 

Vinilos

 

Hule Clorado

 

Silicones y Cumarona

 

Ricos en Zinc

 

Vinílicas

 

Nitrocelulosa

 

Acondicionadores y Removedores

 

|

Especialidades

 

Base agua

 

Altos sólidos

 

Antigraffiti

 

 Cuartos Fríos

 

 Grado Alimenticio

 

Protección contra fuego

 

Trafico y Señalización

 

Plásticos

 

Vidrio

 

Galvanizado

 

Acero al carbón

 


 

 

 
|

PRODUCTOS

 


Acero al Carbón

Debido a su grado relativamente alto de resistencia, el acero tiene muchas ventajas como material de construcción, por lo que los productos de acero se han utilizado en una gran variedad de aplicaciones.

Sin embargo, el problema más común con la utilización de acero en un entorno marino es su susceptibilidad a la corrosión. Por lo tanto, para una utilización más efectiva de acero es necesario poseer algunos conocimientos de los fenómenos de corrosión y sobre los métodos existentes de protección contra los mismos.

EL PROCESO DE CORROSION

Para que el acero se corroa (es decir, para que se forme óxido) éste debe quedar expuesto al oxígeno o al aire. Además, el acero se corroe mucho más de prisa en presencia de otros agentes atmosféricos como el agua (lluvia o aire húmedo) y la sal (salpicaduras de agua salada).

Además, cuando queda inmerso en agua del mar, el acero está expuesto también a corrosión galvánica, similar a la que tiene lugar entre el acero y los elementos de latón de una embarcación.

En la Figura:

  • la zona A queda expuesta a aire húmedo y a salpicaduras de agua salada, por lo que es una zona generalmente corrosiva para productos de acero;

  • la zona B se encuentra constantemente húmeda con agua del mar, que también contiene mucho oxígeno disuelto. Es la zona más agresiva para el acero;

  • la zona C es también muy agresiva para el acero debido a que está presente la corrosión galvánica también.

Zonas de corrosión en un entorno marino.

SOLUCIONES CONTRA LA CORROSION

Hay cinco soluciones posibles para proteger al acero contra los efectos de la corrosión:

Pintar el acero con pinturas especiales. El pintar el acero utilizando pinturas especiales es el método más común de proteger grandes estructuras de acero.

Utilizar acero inoxidable en lugar de acero al carbón. Acero inoxidable es acero normal mezclado con otros metales como níquel y cromo. Sin embargo, el coste del acero inoxidable hace que éste no sea práctico para un uso diario, excepto para pequeños elementos de ajuste como pernos y tuercas.

Recubrir el acero al carbón con Zinc. El recubrimiento de acero con zinc, que es otro metal, es un procedimiento que se conoce generalmente como galvanizado y es la forma más normal de proteger. Los materiales a recubrir se sumergen normalmente en un baño de zinc fundido en talleres especializados. Una vez un objeto se ha sumergido en zinc en caliente no se debe realizar ningún trabajo de soldado, corte o taladrado, ya que esto destruiría la integridad del recubrimiento de protección.

Recubrir el acero al carbón con plásticos especiales. El recubrimiento del acero con plásticos especiales resistentes al desgaste constituye otra forma de protección contra la corrosión; sin embargo, el alto coste que implica el proceso de recubrimiento (en talleres especializados) hace que este método no sea práctico para uso diario.

Proteger el acero al carbón con ánodos de zinc (protección catódica). Los ánodos de zinc se utilizan para prolongar más aún la vida útil de estructuras de acero sumergidas en agua del mar como, por ejemplo, pilones de acero, pontones, flotadores metálicos, etc. Los elementos de aluminio, en contacto con acero húmedo, quedan expuestos también a la corrosión galvánica.

 

 

EL NERVION, S.A. de C.V. - Aldama N°5, Col. La Escuela Tlalnepantla, Estado de México 54090, México.
TEL.
(52)(55) 2169-0470

Web

Analytics